¿Loca y estúpida? No, soy cíclica.

Útero, tetas, feminidad, esencia, belleza, ciclos, fases, luna, energía, vulnerabilidad, poder, creatividad…

Uy! Que chollo! ¿Estamos despertando?

¡Parece que ya no dejamos que la ciencia, ni la clínica, nos defina!

¡Ojo!, no cantemos victoria, ¿O sí?  A pesar del  mogollón de desinformación y malinformación en torno al cuerpo femenino y su psicología, (si si, no te hagas la loca, sólo tienes que observar cómo nos sentimos cuando nos viene), en el último seminario se me ocurrió dar la bienvenidas a todas al Club Mundial de la Mujer Cíclica, ¡Buaaa! Tenías que ver como se levantaron de la silla festejando, jajajajaj, ¡Que subidón!

Verte reflejada en otras mujeres , sentir respeto por todos tus ciclos y personajes, beneficia a toda la comunidad. ¿No me crees? Sigue leyendo…

CUANDO UNA MUJER SE RECONOCE, PERDONA, AMA, SE ABRE AL CAMBIO, COMPARTE, DESARROLLA SU ESPIRITUALIDAD,  ROMPE CON EL VIEJO MONOPOLIO PATRIARCAL QUE TANTO CAOS GENERA, RETOMA LO MÁS IMPORTANTE SU INTUICIÓN

Te alejas de ti misma cuando tu rutina se convierte en una exigencia constante, te obligas a hacer mucho y crees que no llegas a nada, ahí es cuando se desata el conflicto y pierdes presencia.

Nuestro ciclo menstrual engloba cuatro fases, cuatro estaciones en las que la mujer habita cuatro de sus personajes y sólo conociéndonos podemos disfrutar de sus poderoso beneficios, aceptarlos y respetarlos.

¿Deseas conocerte? Sólo desde el autoconocimiento podemos avanzar, y sentir el orgullo de ser cíclica, vulnerable, cambiante y ÚNICA. Cuando te conoces, sin limites ni miedos, eres poderosa, con todas tus luces y sombras.

Tu esencia ni autenticidad, tampoco tu feminidad se aprende ni entrenan, están ahí, a tu disposición, para ser liberadas y disfrutada.

¿A caso son los cambios hormonales un error a superar?

Definitivamente no!

Ni las farmacéuticas, ni ginecólogos tienen potestad de frenar tu potencial.

Y esto lo digo por el antinatural y común hábito de tomar hormonas para controlar tu naturaleza, así pasó en mi primera visita al ginecólogo…

“Tómate estas pastillas y así tus reglas estarán controladas”

¿Qué? No no, yo no me quiero tomar nada.

“¿Por?”

Pues porque… engordo, me sale más pelo, no sé, no quiero.

“Pues tu eliges, si hacer le caso a la vecina de la esquina o seguir sufriendo con tus ovarios poliquísticos”

Salí llorando… Me coge hoy…. y… Este es uno de los motivos por los cuales hago incapié en que lean, estudien, se informen, conozcan, observen, conecten con su sabiduría mamífera, para que nadie tenga poder sobre algo tan íntimo como tus ciclos!

¿No te queda claro el mensaje de hoy?

AMA TU SANGRE, ADORA TU REGLA, conoce tus ciclos, respeta tus procesos.

Gracias por pasarte por aquí,

Besos de colores,

Elsa

Compartir el contenido es la mejor forma de agradecerme mi trabajo. No te olvides de comentar tus impresiones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *