LO MEJOR QUE PUEDES HACER DESPUÉS DE DAR A LUZ

Hay un gran desconocido en el que ninguna de nosotras cuando nos aventuramos a ser mamás pensamos, si ya llegaste, sabes de lo que hablo :)

El sorprendente postparto!

A quien no le pille por sorpresa que levante la mano.

Menos mal, que “sin querer”, desde el embarazo me fui rodeando de mujeres que nos cogimos de la mano para crear la que hoy llamo mi tribu. Un grupo de mamíferas amorosas y salvajes que siempre están para sostener y caerse, así de rico, así de sencillo, un ciclo vital de acompañamiento y, gracias a esto, no he muerto en el puerperio, sinceramente, a no ser a cuatro “piltrafillas”, esta etapa zarandea a cualquiera.

Y es que el tsunami de cambios inunda tooooooodos los ámbitos de tu vida, tu cuerpo abatido, doloroso, con unos puntos que cuidar, el suelo pélvico que rehabilitar, las tetas ardiendo, los pezones curtiéndose, el cachorro adaptándose al medio, el papi buscando su sitio, el sueño en un hilo, las emociones en modo amplificador. Un buen cóctel de hormonas, miles de cambios de golpe, la vulnerabilidad, un intenso aprendizaje, decisiones que tomar por situaciones sorpresas, en definitiva, un sinfín de “desafíos” y responsabilidades  que pueden acabar con cualquiera a no ser que te rodees de una buena tribu. Sí, es lo mejor que puedes hacer una vez te quedes embarazada o des a luz, rodearte de otras mamíferas como tú.

[Tweet “lo mejor que puedes hacer una vez te quedes embarazada o des a luz, rodearte de otras mamíferas como tú.”]

El valor de compartir es el mayor regalo que Mario ha traído. Reunirme cada semana con toda la tribu con la que conecté desde el embarazo, no tiene precio, para todo lo demás, mastercard ;)

[Tweet “Ser madre es una habilidad, vivirla con apertura una maravillosa oportunidad”]

Ser madre es una habilidad y vivida con apertura una maravillosa oportunidad.

Escuchar a otras, compartir tu verdad en forma de paranoias, entender, ayudar, apoyar es la mejor de las terapias que conozco hasta el momento.

Compartir es vivir, vivir es compartir

¿Para que esconderte? Recuerda, no estás loca, eres cíclica ;)

¿No te convence abrirte, tocar puertas, crear tribu?

¿No te quedan claro los beneficios? Ahí van:

  1. Te sentirás arropada, querida, apoyada, entendida…
  2. Tus miedos, una vez los compartes, se harán chiquititos ;) (pierden intensidad)
  3. Conectarás con la magia de la esencia y poder femeninos
  4. Valorarás tu habilidad y capacidad para escuchar y dar fuerzas a otras (si, esto se nos da de perla a todas, apoyamos mucho al resto mientras que con una misma somos súper severas , te suena?)
  5. Cumplirás con una de tus necesidades básicas, CONTRIBUCIÓN, formar parte de un círculo de mujeres va más allá del interés de sentirte arropada, ¡Todas juntas movemos una energía brutal, contribuyendo por un mundo mejor!
  6. Tu peque se relaciona, juega… ¡Se divierte!
  7. Te verás obligada en más de una ocasión a ROMPER CON TU RUTINA (“¡Ohhhh si que rico! jajajaj)

 Y muchas más que por ti misma descubrirás

No te lo vas a creer, escribo y tengo un nudo en la garganta, (Si, estoy reprimiendo mi ganas de llorar de felicidad), que emoción tan bonita….

GRACIAS Yoly, Candy, May, Esther, Bea, Marta, Toñy, Miriam, Ida, Elo…. A mi querida Alba, Manuela, Yessi….  A todas! GRACIAS, LAS ADORO.

Y para que sientas la magia de la energía de una tribu…

Gracias,

Nos leemos,

Besos de colores,

Elsa

Compartir el contenido es la mejor forma de agradecerme mi trabajo. No te olvides de comentar tus impresiones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *