Las comparaciones merman el autoestima

ELSASi te tienes que comparar con alguien que sea contigo misma tiempo atrás…

¿Dónde estabas y dónde estás? ¿Eres fiel a ti misma? ¿Te quieres cada día un pelín más? Este son el tipo de preguntas que me planteo cuando tomo conciencia de que se me está yendo la pinza, me refiero a cuando me comparo con otras chicas, incluso hombres.

Te ha pasado en más de una ocasión, ¿verdad? Si no te has percatado estate atenta, porque éste suele ser uno de los mayores y típicos pensamientos que hacen que nos alejemos realmente de quien somos.

¿Cómo entrenarte para no caer en ese juego? Centrando tu atención en todos tus logros y éxitos que has obtenido hasta hoy, valorándote por quien eres, una mujer única y especial, que merece tratarse como desea que la traten los demás.

Un abrazo grande para todas las diosas ;)

Compartir el contenido es la mejor forma de agradecerme mi trabajo. No te olvides de comentar tus impresiones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *