Ella es mi madre

Así de guapa es mi madre ;)

Cuantas veces le dije: “Déjame tranquila, no seas pesada”

Visitarla supone una buena puesta a punto.

Vaya mujer con paciencia para echarse potingues, quien dice potingue, dice pócimas mágicas que rejuvenecen e hidratan tu piel y cabello.

Tiene sus rituales todas las semanas, y ninguno pasa por hábitos convencionales.

Ella, investiga, prueba, crea… Es su pasión, mimarse con la naturaleza.

Me da envidia, no lo voy a negar, y me jode cuando le dicen mi hermana, además ella intenta cerrarme la boca para que no replique la verdad.

Así es, así somos.

Ahora me enorgullece que haya decidido dejar de prostituir su tiempo para compartir lo mejor que se le da. ¡Casi mejor que un orgasmo, dedicar tu tiempo a lo que te gusta!

Es un placer sentir como ella empieza a valorar su talento y se da permiso para trascender cualquier película que exista en su cabeza que la aleje de su nuevo objetivo.

Tú ahora estás de suerte, puedes probar su pócima de noche, un conjunto de ingredientes naturales que dan un feliz y reparador descanso a nuestro rostro y escote.

¿Sabes esas arruguitas de seño fruncido? Desaparecen…. Entre otros tantos milagros.

Maaa, me siento muy orgullosa de ti, gracias por dar este paso.

Y a ti que lees, te doy las gracias también, por pasarte por aquí, por tus comentarios, mensajes y cariño cibernético. 

Haz tu pedido en:

pocimasnaturales@gmail.com ó 601 061 196

Besos de colores

Elsa

Compartir el contenido es la mejor forma de agradecerme mi trabajo. No te olvides de comentar tus impresiones!!!

1 comentario

  1. Me encanta lo que dices! Y ambas son geniales y joviales…La crema y el amor con que las realiza son magia pura!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *